El barrio de San Bruno en Xalapa, es una publicación que pongo a su disposición a partir del mes de Septiembre del 2012, con la intención de dar a conocer la riqueza social, cultural e histórica que el barrio de San Bruno brinda no sólo a la Ciudad de Xalapa, sino a todo el estado de Veracruz..
Mención aparte merece la extinta Fábrica de San Bruno, donde se dieron toda una serie de hechos sociales, en los que hoy por hoy constituyen nuestro máximo legado histórico que dieron nuestros obreros textiles; por pocos conocida y ocultada por los intereses trastocados.

domingo, 18 de marzo de 2018

18 de marzo, un día como hoy pero de 1931.


Ignacio Lara Hernández.

Documento inédito escrito por Don Manuel  Aparicio Castillo.


" El  18 de Marzo de 1931, nos mandaron a gritar ¡mueras al gobierno! y  ¡vivas al Partido Comunista! y se nos adelantó la policía. Nos esperaron en la calle de Acosta que la llamaban “el Desagüe”, ahí nos agarraron en dos fuegos, donde cayó muerto Enrique Vásquez" y como heridos..... “  
                                                                                            Manuel Aparicio Castillo.


Como jóvenes   apenas recordamos la increíble historia de un hombre que le tocó vivir en carne propia aquellos increíbles relatos. Porque  aquellos  relatos  que nos sonaban a cuentos,  sin duda caían más en la ficción de un viejito que en un capítulo verdadero de la historia de nuestro barrio. Y es que al  ver sentado a Don Manuel junto a la puerta de su casa, con el bastón a su lado y la cabeza llena de canas cubiertas por un sombrero; parecía imposible imaginárnoslo como líder de las juventudes comunistas del barrio, corriendo con un costal lleno de piedras y provocando   a la  gendarmería de la época.

Para el hijo de  Don Manuel, el ingeniero  Esteban  Aparicio Rentería todas fueron historias maravillosas que les dejó su viejo y con mucho orgullo  atina a decirnos lo que su padre ocultó por muchos años; pues esto ocurrió cuando éste estaba por cumplir los 17 años  de edad.

“Efectivamente, Don Manuel fue nombrado en asamblea sindical como líder de la juventud comunista. Heliodoro Hernández llevaba la dirigencia en San Bruno y mi padre no era más que un muchacho que a toda costa quería conservar su trabajo y mantener a su madre”.

Con el orgullo que el hijo siente por el padre,  Aparicio Rentería nos muestra un documento celosamente guardado por mucho años y que Don Manuel escribió como mudo testigo de  lo que había ocultado por tanto años. Un documento inédito que apenas dejó entrever, y así  poder corroborar lo dicho. Los documentos y fotografías de su padre, han sido celosamente guardados  por la familia como un recuerdo de sus más de 50 años de trabajo  en la antigua Fábrica  Textilera de San Bruno.

De aquellos hechos, sólo  el periódico “El Machete” realizó el recuento de las víctimas:



"Este es el resultado del criminal ataque de la policía a la manifestación realizada por la Juventud Comunista el día 18: Enrique Vázquez, obrero textil, muerto de dos balazos, uno en la frente y otro en el corazón; Julio Zaragoza, muerto de un balazo en el estómago; Alfonso Mata, ferrocarrilero huelguista, herido con bala de máuser en el antebrazo izquierdo: Eusebio Pérez, textil, con las dos piernas atravesadas por un balazo. Su estado es de gravedad; Cleofas Mendoza, textil herido en el antebrazo derecho y en la pierna izquierda; Emilia Hernández, del Centro Femenil "Rosa Luxemburgo", herida en el brazo izquierdo; Aurelio Rodríguez, colono, gravemente herido en el pulmón izquierdo..."


Entradas relacionadas :






domingo, 21 de enero de 2018

Grito a tiempo.

Ignacio Lara Hernández.



El jueves de la semana pasada (18 de enero del presente año),  después de elaborado con anterioridad una solicitud de audiencia para con el alcalde y de habernos cambiado "involuntariamente" la cita una vez, estuvimos reunidos todos los vecinos  interesados en la continuidad  del proyecto social del  Barrio de San Bruno. Llevando como tema principal la  solicitud para continuar con el proceso institucional de donación de la exfábrica por parte del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) al ayuntamiento xalapeño; la reunión estaba por iniciar, solo faltaba el alcalde.

Como ya nos lo habían advertido en algunos medios de comunicación, que Hipólito Rodríguez Herrero actual presidente municipal de Xalapa, impuso gente para  comandar sensibles espacios  que no apoyan en nada a nuestra bella Xalapa. Es así que  muy pronto nos dimos cuenta que el alcalde no llegaría nunca y que quien moderaría la reunión sería  Yanga Melgarejo Ortiz, el nuevo Subdirector de Deporte y Recreación. Junto a Yanga, estuvieron también  Jorge Acevedo y Juan Emilio González Garrido como representantes de Arte y Cultura.

Al iniciar la reunión, muy pronto salieron a relucir los dotes de orador de Melgarejo al cual se le olvidó por completo que él estaba ahí para escuchar principalmente nuestras propuestas y no nosotros las suyas. La reunión la impuso toda de principio a fin, destacando siempre un interés especial por el manejo de las áreas deportivas de la antigua fábrica textilera. Así que nombró una comisión de 5 compañeros, indicando desde un principio que el alcalde únicamente se entendería con ellos y con nadie más.

Al final de la reunión, nunca quedó claro de qué se encargaría exactamente dicha comisión, citando para una próxima reunión el día 24 de enero; reunión en la que pediremos nuevamente la asistencia del alcalde y en la que ya no permitiremos más imposiciones. Son muchas las propuestas que como vecinos tenemos hacia la autoridad, y éstas van desde la solicitud de donación de la exfábrica de San Bruno hasta temas como vialidad, nomenclatura de calles,  pavimentación, alumbrado público, fomento a la cultura, identidad de barrio, etc. Temas que atañen a más de 10 mil habitantes del rumbo.

Como vecinos de este histórico lugar,  no nada más nos interesa  la regulación de las actividades deportivas en el interior de la fábrica, hay cosas que  también consideramos importantes y que también deben empezar a resolverse. Por tal motivo,  le pedimos respetuosamente al presidente municipal, tenga a bien asignar personas que tengan mayor  conocimiento de la historia y problemática de nuestro barrio, que se armen varias mesas de diálogos para que se  informe de la situación y avances en materia de donación de la fábrica, de la pavimentación de las calles, de los diferentes grupos de vigilancia que nos solicitan cooperaciones cada semana, del desorden comercial  y muchos temas más. 

Por favor Dr. Hipólito, nosotros confiamos en usted, no podemos empezar de cero, pues estaríamos  tirando a la basura mucho camino avanzado. El  deporte es apenas una pequeña arista de esta aún inconmensurable figura que forma nuestra lucha social en el barrio; pues desafortunadamente nuestras necesidades son aún bastantes. 

¡San Bruno También es Xalapa!



lunes, 8 de enero de 2018

Necesario Calendario Cívico Xalapeño: Eric Omar R. Juárez Valladares

Inocencio Castañares

El pasado viernes 5 de enero del presente año acudimos informalmente a entrevistarnos con el antropólogo Eric Omar Rodolfo Juárez Valladares Regidor 1º del ayuntamiento de Xalapa, con el innegable propósito de ir allanando el camino para la anual celebración de un aniversario luctuoso más de los “Mártires del 28 de Agosto de 1924”.

Grata fue la sorpresa al ser recibidos por el citado funcionario a pesar de las prisas propias de su incipiente  encargo, nos pareció un tipo franco. Afín su formación profesional a nuestro interés histórico. Lo que las circunstancias demandaban una plática breve, se convirtió en un torrente de ideas sin límite de tiempo.

Vale decir que el año pasado acudieron a nuestra anual conmemoración tanto nuestro interlocutor como la Regidora Tercera Guillermina Ramírez Rodríguez, cuya evocación por él nos sorprendió sobremanera dada la interpretación que le dio, veamos:

Llamó su atención por algo que considera una necesidad, las efemérides municipales, no sólo un calendario cívico en el cual se enlisten las fechas, sino también acusar la relevancia de cada evento de su resorte local hasta el grado de contemplar su inclusión (pensamos nosotros) en una edición de la Gaceta Oficial del Estado, pétrea en su observancia y flexible en la suma de valores.

Sería un aserto sin duda (tal y como lo comentamos aquél 28 de agosto del año pasado), que en un salón del renovado edificio edilicio existe la arenga lanzada a sus compañeros de lucha por Ambrosio Alcalde en la víspera de su ejecución; y algo parecido planteábamos para nuestros mártires. Plasmar el “LOOR ETERNO A LOS MÁRTIRES DEL 28 DE AGOSTO DE 1924” en las paredes de “nuestra casa de todos” la metamorfosis de este martirio, reflexionando que esta lucha es una concatenación puntual de etapas constructoras de nuestro nacionalismo; baste recordar Río Blanco en su sacrificio fabril.

La terca realidad campeaba alborozada en esta “plática informal”, abriendo la puerta de par en par a la innovación, restando solamente el compromiso “de bigote” de volver a reunirnos a efecto de sentar las bases serias del enriquecimiento histórico de nuestro patrimonio.


Flotó en el aire la pregunta: ¿Este ayuntamiento acunará nuestra preocupación por el encuentro de nuestra esencia barrial?

miércoles, 20 de diciembre de 2017

José Luis Hernández López ("El Pollo").

Ignacio Lara Hernández. 



José  Luis Hernández López. 

José Luis Hernández López  nació en la ciudad de Xalapa, Veracruz; el 22 de enero de 1961 y dio sus primeros pasos en la calle Santiago Bonilla de la Col. Obrero Campesina, aunque  posteriormente su familia emigró hacia la Col. Ferrer Guardia donde vivió  toda su niñez y juventud. Su vida transcurrió entonces  por el rumbo de la “Loma bonita”, en los terrenos de la antigua “Casa Sol” hoy “Casa del Niño Xalapeño”, frente a la que por muchos años los vecinos de esa zona del barrio  le conocimos como  “La Casa Amarilla”. Era entonces la calle de  Delfino Victoria una de las más peligrosas del "barrio bravo" de  San Bruno.

Con una tradición obrera en las venas, José Luis  inició su vida   entre toda la chamacada de aquella época. Las escondidas, el avión, la rayuela, las canicas, el changuito shangai, la cuerda etc. eran los pasatiempos favoritos de aquél chamaco de barrio  al que ya empezaban a conocerle como "El Pollo". Sus padres fueron Porfirio Hernández Sánchez+ y Amparo López Martínez+.  De su familia, únicamente podemos decir que es de origen muy humilde y que tanto su papá como sus abuelos, trabajaron toda su vida  en la extinta fábrica de hilados y tejidos de San Bruno, única fuente de trabajo por aquellos tiempos en este lugar,  y aunque creció muy feliz; lamentó  desde muy joven la muerte de su padre y la necesidad de trabajar para ayudar al sustento de su familia. Por este motivo, aunque José Luis inició desde niño sus estudios elementales en la escuela “Mártires del 28 de Agosto de 1924”, tuvo  que truncarlos para posteriomente concluirlos varios años después en el  Instituto Veracruzano de Educación para los Adultos (IVEA).

Es con el pasar del tiempo como  van llegando los recuerdos y por esos rumbos, allá por la década de los setentas del siglo pasado, toda la chamacada del barrio acudía todas las tardes al campo de “La Loma” para iniciar su  tradicional  “cascarita”.Y es que  al acudir, era casi imposible no voltear a un costado  del campo para ver trabajando al “Pollo”, siempre con su camisa larga y sus guantes de gamusa soldando sin descanso en la balconería de su casa para entregar a tiempo las ventanas, puertas o barandales  por los que ya le habían dado anticipo. Al ritmo de la buena música y el estridente ruido del esmeril y el martillo,  José Luis sabía que solo trabajando duro aseguraría un porvenir promisorio  para él y su familia. Algo que sin pensar,  lograría varios años después al ingresar a trabajar en la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS),mejor conocida como La Comisión de Agua Potable de Xalapa; allá por el año de 1980.


José Luis Hernández López (izq) y Andrés Baez Carmona (der.)
Para todos aquellos que hemos vivido en alguna de las colonias de cualquier ciudad, sabemos que ahí  nadie se escapa de las escrupulosas miradas de los vecinos. En cuanto José  Luis entró  a trabajar en el agua potable, todos nos dimos cuenta. Todos veíamos al hijo de doña Amparo llegar  hasta su casa con el uniforme caqui y las botas "Crucero", caminando rápido  después  de  terminar  su jornada laboral para posteriormente seguir con sus trabajos  pendientes en la herrería. Nadie sospechaba (ni siquiera el más alcanzado) que ese joven de ojos claros, se convertiría  en el Secretario General del “Sindicato de la Comisión Municipal del Agua Potable de la Ciudad de Xalapa”; algunos años después. 


José Luis Hernández López con sus compañeros de trabajo en la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento (CMAS). 
El tiempo pasa muy rápido y ya muy pocos se acuerdan  que para caminar por la parte posterior de “La Casa Sol”,  había que cruzar por encima de las piedras que a modo de caminito colocaban los vecinos para no enlodarse o no caer en la laguna que por años se formó en ese lugar.  Mucho tiempo ha  pasado también desde que la banda de los peligrosos “Totoles” desapareció del sitio, y de que el ruido de la balconería del "Pollo" cerró, no así el agradecimiento de muchos de sus amigos del barrio a los  que José Luis siempre les abrió  las puertas  para el bienestar de sus familias. 



Asociación de Colonos del Barrio de San Bruno A.C.  en reunión de trabajo. Acompaña José Luis Hernández López. 

Muchos vecinos hoy en día tenemos presente como  José Luis ha venido apoyando la cultura y el deporte del barrio desde hace muchos años.Actualmente no hay carrera deportiva o evento luctuoso a los Mártires del 28 de Agosto en el que no participe; sin contar la sensibilidad que tiene hacia sus compañeros de trabajo. Su noble actitud es en verdad digna de admirarse. De sobra sabemos que ser líder de un sindicato y personaje público de una ciudad,  te expone forzosamente en la vitrina por la que todos te observan. Nada fácil puede resultar la vida de un personaje del que generalmente sólo miras un lado  y del que pocas veces te asomas para ver el otro; su lado humano. 





viernes, 15 de diciembre de 2017

Pastorela en la "Casa del Niño Xalapeño".

Ignacio Lara Hernández

Pastorela 2017 en la "Casa  Hogar del Niño Xalapeño".

Ayer  por la tarde se llevó a cabo en la Casa Hogar del Niño Xalapeño la tradicional pastorela 2017, por lo que a partir de las 17:00 hrs. se abrieron las puertas de dicha institución para recibir cordialmente a todos sus invitados. Y es que fue  para todos los presentes (en su mayoría vecinos del barrio de San Bruno)  una sorpresa muy agradable que al llegar a  la puerta del salón de eventos, la Señora Estela Chedraui de Fernández "Presidenta del Patronato de la Casa Hogar", estuviera agradeciendo a cada uno de  los invitados su presencia a dicho evento. 

Fueron apenas unos cuantos minutos después de las 6 de la tarde, cuando el director de la Casa Hogar Lic. Jorge Luis Torres Gómez dio el anuncio de la "tercera llamada"  para subir el telón y comenzar así con la pastorela titulada "La Apuesta"; que apenas iniciada, captó toda la atención de la concurrencia. Fueron los niños y niñas de la Casa Hogar quienes se encargaron de interpretar a todos los personajes de una pastorela jocosa y alegre, en la que presentaron como suele suceder en este tipo de representaciones, un diablo ridiculizado que  termina siempre con su derrota, con el triunfo del bien sobre el mal.

(De izq. a der.) Sra. Josefa Montiel Cortés, Profa. Sara Leal Jiménez, Sra. Estela Chedraui de Fernández, Lic. José Luis Hernández López, Lic. Julio César de Jesús Vásquez  e Ing. Ignacio Lara Hernández.

Al final del evento, todos fuimos invitados a degustar de unos deliciosos bocadillos que el patronato ofreció cariñosamente a toda la concurrencia, con el fin de fortalecer la sana convivencia y espíritu navideño que se vive en estas fechas.  Fue así como todos los presentes fuimos testigos también del afecto que los niños le tiene a doña Estelita; así como  la  calidez y sencillez con la que nos trató en todo momento.